Home » OPINIÓN » IGNACIO LUNA » Guadarrama, una joya aislada 

Guadarrama, una joya aislada 

Quien tiene un tesoro y lo esconde en un cajón, ya puede tener la mayor de las alhajas que de seguro poco le servirá. Eso es Guadarrama, un diamante escondido. Una joya que da nombre a una sierra esplendida y maravillosa. Un lugar de recursos infinitos gestionados por las cacicales manos de una estirpe que ensucian el progreso de un lugar tan bello como este. Una villa castellana con más de quinientos años de historia que quizás nunca estuvo tan aislada como lo está ahora.

Guadarrama es el único de su entorno que no tiene tren. Un pueblo sin servicio de ferrocarril para su conexión con la capital española o con la próxima ciudad de Segovia. Una localidad con un servicio de autobuses a Collado Villalba y Madrid pésimo, que funciona con cuestionable normalidad de lunes a viernes, pero de la que nada se puede esperar durante los fines de semana. Y nada se puede esperar porque ni siquiera está estipulado o se sabe cuándo pasan los autobuses.

Los regidores de este municipio obligan a sus habitantes a tener coche propio, e incluso arriesgan gravemente la salud de sus ciudadanos. Guadarrama no tiene conexión con su nuevo hospital de referencia de Collado Villalba, ni con la estación de trenes de este mismo municipio.

Es difícil que esta localidad se pueda abrir a su entorno con una pésima línea de transportes como la 685 que transita por Guadarrama, Alpedrete, Villalba, Torrelodones y Majadahonda (Hospital de referencia para esta localidad) con una intermitencia vergonzosa: 06:30, 07:30, 08:30, 10:00, 12:00, 14:00, 16:00, 18:00, 20:00 y 21:00… Esta línea solo funciona de lunes a viernes, no espere nada de los fines de semana porque no hay servicio. Recuerde si se pasa un minuto de las 14:00 horas tendrá que irse a su casa a hacer tiempo porque tiene dos horas hasta que pase el próximo autobús. Por favor, nunca tenga una urgencia en Guadarrama.

Si de nuevo tiene que ir al tercer hospital de referencia, el de El Escorial, debo de decirles que lo siento mucho, pero la cosa no mejora en absoluto. Y si a usted se le pasa por alguna extraña razón querer ir a Collado Mediano, Moralzarzal o Galapagar… desista por favor, desde Guadarrama es imposible.

Desgraciadamente, este tipo de cuestiones parece que poco les importan a los regidores locales de este municipio, que para nada tienen en cuenta el tremendo aislamiento que sufre la localidad y las graves consecuencias que eso conlleva para el progreso de los negocios de este pueblo y de sus habitantes.

Podrían ser muchos los vecinos de otros pueblos los que vinieran a los negocios locales durante la semana, y sin duda, un ingente caudal de turistas o montañistas durante los fines de semana a disfrutar de nuestra montaña y nuestros fantásticos restaurantes. No obstante, la frágil minoría con la que gobierna la alcaldesa y sus concejales, les hace preocuparse más de su conspiranoico sistema de alianzas y luchas, que de los verdaderos problemas de su municipio y sus ciudadanos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sobre Ignacio Luna

Licenciado en periodismo por la Universidad Antonio de Nebrija de Madrid, comenzó su carrera profesional en el periódico El Faro de Murcia y sus fotografías han sido publicadas en medios internacionales como la NBC, The Guardian, The Daily Mail, Times of India, Esquire Malasia o Amnistía Internacional. En 2015 publicó sus dos primeros libros: "La crisis que cambió España" y "Toda la verdad sobre Cataluña".

Un comentario

  1. 50 años en este municipio, y sufriendo las calamidades del transporte y sanitarias, por qué no tenemos acceso al hospital y tren de cercanías tipo tranvía , los ediles solo piensan en ellos y que semos adictos al coche, resuelvan estos temas y si no, dejen gobernar a los más capacitados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *